Ciencia, política y simulación para la construcción de futuros

Compartir

El grupo de Modelado y Simulación de Sistemas Sociales Complejos (MySCO) de la Universidad de Ibagué invitó al Dr. Leonardo G. Rodríguez Zoya, coordinador de la Comunidad de Pensamiento Complejo, a impartir una conferencia titulada «Ciencia, política y simulación para la construcción de futuros» el 13 de mayo de 2020.

 

Resumen de la presentación.

Enfrentar los problemas complejos de nuestro tiempo requiere una nueva alianza entre las ciencias y la política, entre nuestros modos de conocer el mundo y nuestras formas de actuar en el mundo. Sin embargo, la historia de Occidente puede ser pensada como la historia de la controversia entre la ciencia y la política. Esta controversia se ha saldado, en distintos momentos históricos, bien a través de la disyunción entre la ciencia y la política, bien a través de la reducción de una a la otra, ya sea por medio de la subordinación de la política a problemas tecno-científicos, ya sea por medio de la reducción de la ciencia a un instrumento de poder, dominación y control. Esta gran desalianza entre la ciencia y la política ha conducido a la desvinculación de los problemas de conocimiento y los problemas de la acción, a la separación entre la razón teórica y la razón práctica, a la desunión entre ciencia y ética. Esta controversia forja la historia del sistema de pensamiento en el cual estamos atrapados.

Los problemas complejos son difíciles de concebir en el marco de un estilo de pensamiento moldeado al calor de la desalianza entre la ciencia y la política, pues lo específico de aquéllos es expresarse simultáneamente como problemas de conocimiento, como problemas éticos y como problemas de acción y decisión.

En esta presentación se abordan las siguientes cuestiones:
1. Se examinan las contribuciones pioneras del pensamiento latinoamericano de los sistemas complejos de Oscar Varsavsky, Rolando García y Carlos Matus para superar la disyunción entre conocimiento y acción. Se muestra cómo y por qué estas contribuciones permiten elaborar un marco filosófico, epistémico y ético-político en el cual inscribir reflexivamente las herramientas de modelado y simulación de los sistemas complejos.

2. Se introduce el concepto de problema complejo como una estrategia teórica y práctica que permite, por un lado, superar la disyunción entre ciencia y política y, por el otro, superar la dicotomía entre pensamiento complejo y ciencias de la complejidad.

3. Se muestra la pertinencia de la simulación social para la investigación, planificación y gestión de problemas complejos. Para este fin, se presenta la plataforma de modelado y simulación de organizaciones sociales SocLab y, a través de un caso práctico, se ilustra su relevancia para para analizar la viabilidad social de las políticas públicas a través de métodos computacionales.


Compartir

Deja un comentario